Así como los humanos y los animales, las plantas también pueden sufrir periodo de estrés derivado de distintos factores externos. Conozca cuáles son, por qué se presenta y qué tipos de estrés pueden presentar.

Cuando una planta sufre estrés debido a los factores externos, se puede ver afectado su crecimiento, fruto o la flor, así como la supervivencia de la especie vegetativa, que en general tiende a ver perjudicada negativamente el desarrollo de su vida. Los expertos dicen que cuando una planta sufre de estrés, gasta más energía en estar bien, como lo dicen Maarten Casteleijn en el portal Royal Bronkman.

En palabras del profesional, “cuando una planta está expuesta al estrés, gastará energía en resolver el ‘problema’. Una de las soluciones en las que la planta gastará su energía es la producción de metabolitos secundarios, que contrarrestan el estrés. Bajo este punto de vista, el estrés no es necesariamente malo para una planta. Solo hay que tener en cuenta que parte de la energía de la planta se consume”. (Lea: Así interrumpen las plantas su crecimiento por la falta de agua)

Ante esta situación, cada planta responde de forma distinta, que puede diferir la estrategia de cultivo y el tipo de estrés. Además, también depende de las defensas naturales de la planta, si estas son mejores, la planta puede producir más sustancias para defenderse del estrés.

En el texto mencionado se dice que un ejemplo de esto es cuando una planta ha sido afectada por uno o más tipos de pulgones. Si este es el caso y la resistencia de la planta está en buenas condiciones, esta aumentará su producción de ácido salicílico.

Al activar esta sustancia en la planta, esta se hace menos atractiva para un pulgón. Además del hecho que la sustancia puede asustar al ‘intruso’, también tiene un efecto sobre el resto de los enemigos naturales. Debido al olor que se liberan, saben que la planta puede necesitar ayuda.

Tipos de estrés en plantas

  1. Estrés biótico: Es causado por organismos vivos. Varios patógenos como los hongos, las bacterias y los virus juegan un papel en esto.

Una planta puede experimentar estrés biótico en la superficie debido a los pulgones y al modo, como un ejemplo. Los nemátodos de la raíz subterránea o el fusarium pueden hacer que la planta sufra más estrés.

  1. Estrés abiótico: Es causado por factores abióticos, significa que no son factores vivos como el viento, demasiada luz y un contenido demasiado alto de sales en el suelo. (Lea: Software puede predecir estrés de los suelos por heladas o verano)

Por lo tanto, la planta puede experimentar tanto estrés abiótico desde la superficie como desde el subsuelo. Por encima del suelo, demasiada radiación, calor o sequía pueden hacer que una planta experimente estrés abiótico.

Un factor del suelo que puede tener el mismo efecto en la planta es un contenido demasiado alto de sales en el suelo, pero también el replantar la planta. Esto es debido a que, al hacerlo, una planta puede producir daños en las raíces.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *