La afonía o pérdida total de la voz suele producirse por la laringitis o inflamación de la laringe, que, a su vez, está frecuentemente causada por un resfriado común (virus), un mal uso de la voz, o bien, por el contacto con sustancias irritantes. También pueden producirse por el consumo de tabaco o alcohol. Cuando la inflamación se agrava, puede derivar en lesiones de las cuerdas vocales y la aparición de pólipos, nódulos.

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *